7 Hábitos Eficaces Para Una Psicoterapia Eficaz

 Con el crecimiento de la Psicología, la Psicoterapia y la Consejería en el siglo XXI hemos sido testigos del crecimiento de los Psicoterapeutas y Consejeros. De hecho, en el momento de escribir este artículo existen más de 500 tipos de psicoterapia en el Reino Unido. Por lo tanto,

¿Cuáles son los hábitos esenciales que deben abordarse para un psicoterapeuta eficaz en el mundo actual?

Para los propósitos de este artículo he incluido 7 hábitos efectivos que creo que deben ser observados en el funcionamiento de un Psicoterapeuta profesional, estos son los siguientes: -

CONFIDENCIALIDAD:

En el mundo de la psicoterapia, el psicoterapeuta eficaz debe tener la confidencialidad como parte central de su práctica. Necesitan cultivar y declarar explícitamente la noción de confidencialidad.

La confidencialidad debe ser la característica más importante de su trabajo profesional; de hecho, los clientes no solo esperarán esto, sino que exigirán confidencialidad. Cuando se rompe la confidencialidad, el cliente se sentirá traicionado e inseguro, por lo general abandonará la terapia y, de hecho, puede presentar una queja contra el psicoterapeuta. Por lo tanto, es esencial que la confidencialidad se convierta en un hábito eficaz para cualquier psicoterapeuta exitoso".

SEGURIDAD Y PROTECCION:

Siguiendo la noción de confidencialidad, el psicoterapeuta necesita cultivar el hábito de considerar siempre la seguridad "psicológica" de sus clientes.

¿Qué entendemos entonces por el término "seguridad psicológica"? Cuando utilizo el término "seguridad psicológica" me refiero a cómo los clientes se protegen internamente.

Muchos de los clientes con los que trabajan los terapeutas no han internalizado un "padre" interno "protector", que está de su lado en términos de seguridad y protección.

Este tipo de clientes a menudo pueden presentarse de manera caótica o descuidada, es decir, no se cuidan "psicológicamente", ni de manera emocional ni práctica.

El terapeuta necesita modelar la protección psicológica, esto no solo proporcionará una sensación de seguridad para el cliente, sino que también, mediante el mecanismo de ósmosis, ayudará a crear una "piel psíquica" protectora.

Esta "piel psíquica" creará un robusto yo de sentido para el cliente, especialmente cuando se trata psicológicamente de su yo caótico. De hecho, la importancia de esto no puede subestimarse y debe convertirse en un hábito eficaz en el arsenal del psicoterapeuta profesional.

SABIDURÍA:

El siguiente hábito que es importante en el contexto de este artículo, es la "Sabiduría" del Terapeuta dentro del diálogo terapéutico.

La sabiduría no solo es esencial, también es importante tener en cuenta que la "sabiduría" del terapeuta se adquiere a través de la experiencia ganada con esfuerzo, con muchas horas de trabajo con los clientes.

No sólo es importante para usted como "sabio" o "figura del mentor" dentro de la terapia, sino que también es vital para el terapeuta transmitir algunas de sus palabras "sabias" y actitudes "sabias" al cliente en el servicio de la salud emocional y el bienestar.

Impartir sabiduría no significa un completo "compartir el yo", ya que esto a menudo puede ser inapropiado y contrario a la terapia. En este contexto, la mejor combinación sería una "Sabiduría Considerada" con juicio clínico.

¿Significa esto que el terapeuta sin experiencia no será visto como una persona "sabia"? No, como a menudo la Sabiduría es una forma de ser y, por lo tanto, puede atravesar la esencia de la relación terapéutica desde el principio hasta el final.

ROBUSTEZ:

La robustez del terapeuta es un hábito importante que debe cultivar el terapeuta. Es esta robustez, o fuerza del yo, que el terapeuta retrata lo que es tan importante para el cliente cuando trabaja a través de sus luchas y adversidades internas dentro de la terapia.

A menudo, a nivel psicológico, el cliente necesita "sentir" y casi "tocar" la fuerza del terapeuta para que pueda "internalizar" psicológicamente la fuerza psicológica del terapeuta en su búsqueda de la salud.

Para el terapeuta mismo, es el "fortalecimiento de su yo psíquico" o el desarrollo de la robustez del yo del terapeuta lo que será crucial para proporcionar un "contenedor psicológico" para que el cliente exprese sus ansiedades, miedos e inseguridades emocionales.

Otra dimensión cuando se habla de la "robustez" del yo del terapeuta, es que el terapeuta robusto podrá "protegerse psicológicamente" de manera más eficaz de la posible descarga energética negativa de sus clientes. Si el Terapeuta puede hacer que el desarrollo de la "Robustez" del yo sea un hábito automático, creo que su trabajo de Psicoterapia será considerablemente más efectivo, en términos de salud curativa y bienestar para sus clientes.

HUMOR:

Otro hábito positivo a desarrollar por el terapeuta que hará más efectiva su práctica de Psicoterapia, es el uso del "Humor" dentro de la terapia.

Para que cualquier psicoterapia sea eficaz en términos de curación y bienestar, el viaje de la terapia pasará inevitablemente por áreas de luz y oscuridad. De hecho, es a menudo a través de estos tiempos oscuros cuando ocurre la terapia "real".

A menudo podemos ver que a través de un malestar agudo, se producirá la motivación, y si podemos aferrarnos a esta motivación, a menudo seguirá el camino hacia la curación. Desde este lugar, a menudo somos testigos de un gran coraje, e inevitablemente el espíritu humano prevalecerá en el camino hacia la victoria y la celebración.

En la transición entre la luz y la oscuridad, a menudo es necesario utilizar "Humor" como un alivio de luz, de lo contrario la oscuridad puede volverse tan "abrumadora" que el cliente puede quedarse con la "seguridad psicológica" de su patrón predeterminado de "Guión".

El humor puede verse como una "transacción o conjunto de transacciones" que el terapeuta utilizará a menudo en el diálogo con el cliente. Este pensamiento "clínico" no tiene por qué quitar la autenticidad y autenticidad de la intención humorística. De hecho, se espera que el humor proporcione un momento de intimidad y cercanía terapéutica dentro del entorno de la terapia.

El humor es natural en la condición humana y puede ser una herramienta útil para que el terapeuta la utilice al servicio de la curación terapéutica y el bienestar. Mi invitación en este artículo es para que los psicoterapeutas y consejeros se permitan usar el "humor" con previsión clínica dentro del viaje de la psicoterapia.

CORAJE:

El coraje del terapeuta es una cualidad vital en el arsenal de un Terapeuta eficaz. Es un "hábito" maravilloso que el terapeuta necesita utilizar y cultivar en la terapia. Es hacer un "esfuerzo adicional" con su cliente, permanecer firme con él, estar a su lado, mientras se enfrenta a sus demonios internos. Para apoyarlos a través de su oscuridad y luz, para darles lo que tal vez nunca hayan tenido, un aliado, una persona en la que puedan confiar para obtener fuerza interior y alimento. Para proporcionar un "Otro" estable, seguro y confiable que estará allí. Para ellos frente a la adversidad, y animarlos en sus victorias Este es el coraje que su cliente necesita de usted en el camino hacia la liberación psicológica interna Es un coraje al que todos podemos invocar desde nuestro propio espíritu y alma,

El Self Supervisor internalizado.

Finalmente, el desarrollo de un "Auto Supervisor Internalizado" es un proceso / hábito crucial que el Terapeuta debe crear para una Psicoterapia efectiva: El establecimiento de este proceso proviene de la integración internamente, del Supervisor externo del Terapeuta Este será alguien a quien respete, un modelo para él, Mentor profesional para él, en el mundo de la Psicoterapia. Este proceso psicológico proporciona al terapeuta un "puerto seguro", un lugar interior al que puede acudir, diálogo interior y debate. Proporciona un lugar para el terapeuta, un "tercer ojo" que supervisa la relación terapéutica, un primer puerto de escala para la reflexión clínica y la contemplación. Es un lugar de protección tanto para el terapeuta como para el cliente, y permite al terapeuta su propio espacio individual, alejado de las proyecciones, miedos e incertidumbres de la personalidad del cliente. Este es, de hecho, un lugar precioso para la autosupervisión interna y la reflexión clínica.

Estas cualidades deben ser desarrolladas por el Terapeuta profesional en "Hábitos", una forma de ser que es automática por naturaleza; se convierte en la piedra angular sobre la que se basa la práctica del terapeuta. Estos "Hábitos" no vendrán de la noche a la mañana, y el Terapeuta necesita cultivar y nutrir estas cualidades para que crezcan y florezcan como si él fuera el "Maestro Jardinero" del mundo de la Psicoterapia.

Si estas cualidades se convierten en "hábitos", creo que los psicoterapeutas serán mucho más eficaces en su papel profesional.

Entradas populares de este blog

3 cosas primordiales para conseguir empleo actualmente

Colegios de abogados

Marketing Digital