Métodos de propulsión de un vehículo

SUV/4x4Cuando se habla de vehículos se entiende a toda aquella máquina que pueda moverse por sí sola mediante un sistema de autopropulsión, este es el que proporcionará la energía para andar.
La energía, en el comienzo de los vehículos fue encasillada en solo un tipo, la de vapor, sin embargo, con el paso de los años, y la llegada de la revolución industrial se conocieron métodos como los de gasolina.
Sin embargo, para la industria automotriz, el vapor y la gasolina no fueron suficientes, por lo que a medida que ha pasado el tiempo, se han diseñado nuevos métodos de propulsión de vehículo  más amigables y más rentables.
¿Qué son los métodos de propulsión?
Como se explica anteriormente, los métodos de propulsión son aquellos que le suministran la energía al vehículo para poder moverse. En el comienzo de la mecánica de los vehículos se conocían tres tipos de métodos.
Cabe destacar que estos métodos no fueron conocidos en el mismo momento, sino que fueron explorados con el paso de los años, y a medida que ha ido evolucionando la tecnología, se exploran nuevos métodos.
El vapor
Iniciando con el vapor, esta fue la primera fuente de propulsión para los automóviles, por lo que el desempeño de las máquinas no era del todo perfecto con este primer método.
Sin embargo, los primeros modelos que se desarrollaron en el mundo desempeñaron este método hasta la llegada de la revolución industrial, a mediados del siglo XVIII.
La combustión
Con el paso de la revolución industrial, se conoció el método de propulsión a través de la combustión, un método que hasta la actualidad es usada en muchos vehículos.
Este método de propulsión por combustión empezó a ser usado a mediados del siglo XX, y ocupa distintos tipos de vehículos, desde los terrestres, marinos, hasta los aéreos.
El método de propulsión por combustión es el más conocido, y basa su energía en combustibles fósiles como la gasolina, el gasóleo o el fuel oil.
Motores eléctricos
Aunque el mayor reconocimiento de los métodos de propulsión de los vehículos se los llevó la combustión, en ese mismo tiempo se empezaron a desarrollar los primeros motores eléctricos.
Este tipo de método obtienen la energía mediante la electricidad que genera una batería, y en el caso de los trenes o los tranvías, de un súper condensador o alguna fuente en los rieles.
Actualmente, se están implementando mucho los motores eléctricos como un método de propulsión rentable para los vehículos de uso cotidiano, ya que no emiten gases que contaminan al ambiente, y su duración es para paseos cortos.
Propulsión alternativa
Con el paso de los años, la propulsión alternativa se ha vuelto realmente popular, puesto que se aplica el tema ambiental a la tecnología e ingeniería implementada en los vehículos.
El comienzo de los métodos de propulsión alternativa comenzó a desarrollarse a comienzos del siglo XXI, cuando los investigadores empezaron a notar el daño ambiental que se obtenía con los métodos de combustión.
La emisión de gases dañinos para la salud y para el medio ambiente alertaron a las industrias a desarrollar nuevos métodos que liberaran de estos gases, pero que proporcionaran la misma energía como para movilizar esta gran máquina.
Con esta preocupación presente en todo el mundo se tuvieron que pensar nuevas alternativas que fueran rentables para los conductores, o incluso menos que antes, y que no afectara el desempeño del vehículo.
Este tipo de propulsión puede variar mucho, ya que las alternativas para dotar de energía a un automóvil son muy diversas, desde celdas de combustible a energía solar.
De la misma forma también se desarrollan sistemas de propulsión híbridos, baterías inerciales, y frenos regenerativos.

Imagen via http://zeetexneumaticos.es

Comentarios

Entradas populares de este blog