Piercings, consejos para evitar infecciones

Los piercings forman parte de la cultura mundial, puesto que a pesar de que los mismos comenzaron a hacerse populares entre los ciudadanos de las grandes ciudades, los mismos ya se utilizaban en antiguas tribus con diversos propósitos o significados, es por ello que hoy en día es bastante común hablar de este tipo de perforaciones. Aunque en esta ocasión les recomendaremos una serie de consejos para evitar infecciones al colocarse alguno de los diferentes tipos de piercings existentes.
Existen diversos tipos de enfermedades infecciosas que giran en torno a los piercings, aunque las mismas dependen el lugar en donde se los coloca, es por ello que los cuidados también deben extremarse en el caso de colocarse este tipo de perforaciones en lugares verdaderamente vulnerables como es el caso de la zona genital o debajo de la lengua.

Recomendaciones primarias

Se recomienda en primera medida el recurrir a perforadores profesionales, puesto que los mismos tienden a conocer todos los cuidados que ellos deben tener en cuenta al momento de realizar esta clase de trabajos, como es el caso de utilizar guantes de látex, perforadoras automáticas, utensilios esterilizados y a su vez joyería hipoalergénicas, que son las más recomendadas.
La higiene personal es verdaderamente importante para aquellas personas que quieren conservar sus piercings durante mucho tiempo sin problemas, debido a que de esa manera podrán evitar infecciones. En el caso de no tener los cuidados necesarios se pueden contraer diversas enfermedades infecciosas que pueden manifestarse a través de hinchazón, piel roja, una mayor sensibilidad e incluso fiebre, por lo que deben tener en cuenta estos indicios quienes creen que tienen algún tipo de infección, para de esa manera luego tratarse con un médico autorizado.
El enjuague bucal es muy recomendado para aquellas personas que tienen piercings en la boca, ya sea en los labios, mejillas o incluso en la lengua, puesto que de esa manera se eliminan muchas de las bacterias que podrían ocasionar problemas. Se recomienda realizar este tipo de limpieza luego de cada comida.
Existen jabones antibacterianos que pueden ser utilizados para limpiar los piercings que se encuentran en la piel, los cuales son muy recomendados, a diferencia de los ungüentos, toallas con alcohol o agua oxigenada, tres de los elementos que más utilizan erróneamente aquellas personas que buscan limpiar sus piercings.

Otros cuidados que se deben tener en cuenta en relación a los piercings son:

Evitar el roce de los piercings con otros objetos, puesto que puede ocasionar dolor e incluso irritar la piel en donde se encuentra colocado. Evitar el nadar en piscinas públicas y jacuzzis luego de al menos 30 días de haberte perforado, puesto que de esa manera evitas cualquier tipo de infección o bacteria que pueda ingresar a tu organismo a través de la herida que aún continúa abierta. Evita quitar la joya de la perforación durante un tiempo, algo muy recomendado para quienes acostumbran a colocarse piercings de gran tamaño, puesto que estos tienden a demorar meses en cicatrizar la herida.

Siguiendo estos consejos para evitar infecciones podrás tener todos los piercings que quieras sin problema alguno.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Turismo en la ciudad de Kirkenes en Noruega

Baño de rodio en tus joyas

Wild Wadi Water Park