Decoración infantil, las paredes de la habitación.

Pensar en la llegada de nuestro bebé, nos predispone de antemano a que comencemos a buscar y elegir como decorar su habitación para que le resulte totalmente cómoda y acogedora. Por eso la elección de los materiales resulta fundamental.

En el caso de las paredes, que si bien cuando es pequeño no las tocará ni se acercará demasiado a ellas, se debe tener en cuenta que al comenzar a gatear, el niño no tendrá impedimentos que intervengan su paso, y seguramente las toque o chupe, por eso al pintarlas lo mejor es buscar pinturas a prueba de manchas y no tóxicas.

Que los materiales sean no tóxicos es fundamental, y sobre todo que nos permitan lavarlos luego de aplicarlos, porque a medida que el niño crezca dejará allí plasmados sus dotes artísticos, más allá de que le proporcionemos una pizarra donde dibujar, las paredes serán una tentación irresistible.
Se deben preferir los colores cálidos y claros, sobre todo los tonos pasteles, ideales para la decoración de una habitación infantil, y en el caso de optar por empapelar las paredes, hay que destacar que los papeles deben ser lavables, sin estampados muy estridentes, suaves al tacto y si gustamos de colocar un poco más de color, hacerlo en la zona de la habitación que destinemos al rincón de los juegos.
Vía: Babyeco

Comentarios

Entradas populares de este blog

Turismo en la ciudad de Kirkenes en Noruega

Baño de rodio en tus joyas

Wild Wadi Water Park