Baño de rodio en tus joyas

El baño de rodio es un desarrollo de electrolisis por inmersión de joyas, muy usada en alta joyería para acabados de alta calidad. No sólo asiste para asegurar tus joyas, sino, que blanquea las piezas de manera muy particular, embelleciendo y dando vida a tus joyas.
Actualmente casi todas las joyerías dan el servicio de baños de rodio, como también ofrecen vender las joyas ya bañadas en rodio, tanto a las de oro blanco como a las de plata. Debido a que la calidad que logramos con nuestros acabados es inmejorable y las joyas consiguen una terminación particular.
Se le atribuyen características antialérgicas, siendo muy aconsejable su uso para la gente que tienen inconvenientes con alergias al oro o a la plata.
En este texto te enseñamos en qué radica ese baño de rodio, y todo lo que puede llevar a cabo por tus joyas.
Qué es el rodio
El rodio es un metal de color plateado, de la familia del platino. Se habla, aunque te sorprenda, de uno de los metales más caros de todo el mundo gracias a su escasez.
No obstante, no es su precio lo que lo hace desaconsejable como metal base para hacer una joya. No es un metal neutro como el oro o la plata, y tiene la posibilidad de ser tóxico.
A menos que se utilice de manera muy, muy sutil. Y aquí es donde entra en juego el baño de rodio.
Qué es un baño de rodio
Un baño de rodio es una técnica de electrolisis por inmersión para acabados de alta calidad en joyería. Radica en sumergir una joya de oro o plata en una satisfacción química que tiene dentro proporciones minúsculas del preciado metal. Estas resoluciones tienen dentro diluida numerosos gramos de rodio, y por medio de un desarrollo electrolítico, una cubierta de numerosas micras de rodio se adhiere al área de la parte que haya sido sumergida.
Finalizado el desarrollo, lo que queda es la joya, recubierta por esa fina cubierta de rodio ya fijado, completamente inocua para la gente.

Para qué sirve el baño de rodio

El baño de rodio tiene dos funcionalidades primordiales tal como vemos en joyasenoroydiamante.com.

La primera es PROTEGER. Entre otras cosas, la plata se oxida con el aire y se pone fea enseguida y recibe varios arañazos si llevas la joya comúnmente. Además, el oro puede arañarse y afearse.
El baño de rodio sirve como una película protectora. Su custodia no es eterna, porque es una película muy fina de numerosas micras, pero su blanco es particular (es aconsejable llevar la parte a ofrecer nuevos baños de rodio al cabo de unos años, en relación del uso que le demos a la joya). Pero alargará la luz y la vida de tus piezas a lo largo de muchísimo más tiempo.
La segunda funcionalidad del baño de rodio es EMBELLECER.
Para comenzar, hay resoluciones de rodio blanco, negro y rosa. Y para finalizar, en funcionalidad de la proporción de rodio que lleve la satisfacción y del tiempo sumergido de la parte en el baño electrolítico, esa cubierta puede ser más grande o menor, y entonces, más o menos duradera, en relación además del uso y precaución que le demos a nuestras joyas.



El resultado es que alguna joya de plata, oro blanco o rosado, puede ver sus colores y brillos relevantes, matizados o transformados por el baño de rodio. Y esto proporciona pie a centenares de opciones de interfaz para anillos, colgantes y atentos. Para que consigas tener joyas diferentes, contemporáneas, piezas jamás vistas y con las que sorprender a todo el planeta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

IBIZA Shopping

Fiesta de negocios, qué hacer hacer y no hacer